Todo sobre los paneles solares para barcos

Paneles solares para barcos: funcionamiento, ventajas y consejos

En la actualidad, la energía solar se ha convertido en una solución sostenible y eficiente en diversos ámbitos, incluyendo el sector náutico. Los paneles solares para barcos son una opción cada vez más popular entre los propietarios y capitanes, ofreciendo una fuente de energía renovable y limpia para el funcionamiento de diversas aplicaciones a bordo. En este artículo, explicaremos cómo funciona, las ventajas que ofrecen y algunos consejos útiles para su instalación.

¿Qué son los paneles solares para barcos?

Los paneles solares para barcos son dispositivos fotovoltaicos diseñados para generar energía eléctrica a partir de la luz solar en entornos marítimos. Una alternativa limpia y renovable de generación de energía. 

Esta fuente de energía sostenible garantiza la autosuficiencia eléctrica a bordo, impulsando el barco y alimentando electrodomésticos y luces. Libre de ruidos y costos excesivos de diésel, promueve el cuidado del planeta y el bienestar futuro de todos.

Tipos de paneles solares para embarcaciones

En la actualidad, existen dos categorías principales de paneles solares para barcos: los semiflexibles y los rígidos.

Paneles solares flexibles y semiflexibles

Los paneles solares semiflexibles se ajustan a las superficies curvas de los barcos, permitiendo adaptar la instalación fotovoltaica y modificar su orientación. Son ideales para embarcaciones de menor tamaño con limitado espacio en cubierta.

Su construcción con materiales que los hacen altamente resilientes frente a impactos y peso los hace robustos, incluso soportan el peso accidental de una persona. Además, suelen operar efectivamente en condiciones de escasa luminosidad.

Sin embargo, su principal desventaja radica en la eficiencia. Estos paneles, al ser flexibles, están compuestos por capas de materiales fotovoltaicos más delgadas en comparación con los paneles rígidos.

Generalmente, la eficiencia energética producida en relación con la energía solar recibida varía entre el 7 y el 13%, aunque en modelos más recientes hay valores cercanos al 20%. También suelen tener un coste más elevado que los paneles rígidos.

Paneles solares rígidos

Los paneles solares rígidos requieren más espacio que los flexibles, ya que consisten en células fotovoltaicas fijadas en un marco sólido, usualmente fabricado en aluminio, y cubiertas por un cristal. Estos paneles se montan típicamente sobre una estructura fija.

Por lo tanto, podrían no ser la mejor opción para embarcaciones pequeñas con espacio limitado en cubierta.

Sus principales ventajas respecto a las opciones flexibles son la eficiencia, el coste y la durabilidad. La pérdida de energía debido al calor es menor en los paneles rígidos, lo que resulta en una mayor capacidad de producción eléctrica.

La eficiencia media de las soluciones disponibles actualmente en el mercado varía entre el 18 y el 22%, aunque pueden llegar hasta al 25%.

¿Cómo funcionan los paneles solares para barcos?

Ya sea en configuraciones pequeñas destinadas a cargar dispositivos electrónicos o en sistemas más robustos diseñados para generar suficiente electricidad para abastecer una embarcación completa, los paneles solares adaptados para uso en barcos son unidades fotovoltaicas especialmente hechas para operar en entornos marítimos.

Al igual que las placas solares terrestres, estos sistemas fotovoltaicos marítimos convierten la radiación solar en energía eléctrica aprovechable.

Los paneles producen corriente continua, mientras que nuestras necesidades de energía se basan en corriente alterna.

La corriente alterna generada puede ser empleada para recargar las baterías o alimentar una amplia gama de dispositivos a bordo, desde equipos de navegación como el radar, la radio VHF o el GPS hasta electrodomésticos.

Dependiendo del tamaño y las demandas energéticas de la embarcación, los paneles solares podrían ser la principal fuente de energía o bien, actuar como un complemento para reducir la dependencia de combustibles fósiles.

¿Cuánto cuestan las placas solares para barcos? 

Al igual que ocurre con cualquier sistema fotovoltaico, los costos asociados a los paneles solares destinados a embarcaciones varían considerablemente dependiendo de las demandas energéticas específicas y las características individuales de la nave.

Es fundamental considerar que el precio del panel en sí mismo representa sólo una fracción del gasto total de la instalación, que incluye no solo el panel, sino también un inversor solar (encargado de convertir la corriente continua generada por los paneles en corriente alterna utilizada por los dispositivos y aplicaciones eléctricas) y el coste del cableado.

Un panel pequeño con una potencia máxima de 30 vatios, adecuado para alimentar un sistema de iluminación LED básico, tiene un valor aproximado de 50 euros. Por otro lado, un panel solar de 100 vatios supera los 120 euros. Además del panel, se deben considerar los costos adicionales del inversor, la instalación y la mano de obra.

¿Los paneles solares son aptos para tu barco? 

La instalación de paneles solares en una embarcación presenta pocas restricciones significativas. El primer aspecto a considerar es la existencia de aplicaciones eléctricas a bordo.

En el caso de embarcaciones pequeñas, como una lancha utilizada para pescar cerca de la orilla sin dispositivos eléctricos como GPS o iluminación, instalar un sistema fotovoltaico carecería de sentido.

Para barcos con necesidades eléctricas, es crucial evaluar el espacio disponible para la instalación de los paneles, asegurándose de que no obstaculicen las actividades en cubierta. Además, se debe considerar la presencia de zonas de sombra.

Por ejemplo, la instalación de dos paneles solares de dimensiones 1000 x 676 milímetros requeriría al menos dos metros cuadrados de espacio despejado.

Desde la perspectiva de la radiación solar, en términos generales, todas las embarcaciones ofrecen entornos propicios para aprovechar la energía solar disponible.

Paneles solares para barcos: las ventajas 

Existen varias ventajas al usar paneles solares que hay que tomar en cuenta.

  • Generación de electricidad sin costo adicional. Una vez instalados, los paneles solares producen electricidad con un mantenimiento mínimo, evitando los gastos asociados al combustible de otros tipos de generadores eléctricos.
  • Sencillez de operación. Los paneles fotovoltaicos operan cuando hay luz solar y automáticamente dejan de funcionar cuando esta falta, sin requerir intervención externa.
  • Requisitos de mantenimiento mínimos. Los paneles solares en embarcaciones solo necesitan limpieza periódica con un paño para eliminar polvo y sal, junto con revisiones ocasionales. Con un adecuado mantenimiento, una instalación fotovoltaica puede conservar su eficiencia durante más de 20 años.
  • Ambiente silencioso y limpio. Navegar ofrece la oportunidad de disfrutar del silencio y del aire fresco. Los paneles solares permiten aprovechar la energía eléctrica sin el ruido de generadores a base de combustibles fósiles ni la emisión de humo.
  • Elección sostenible. De acuerdo con Carbón Brief, las placas fotovoltaicas, junto con las turbinas eólicas, son las tecnologías de generación eléctrica que menos contribuyen a la emisión de gases de efecto invernadero, siendo una opción más amigable con el medio ambiente y menos impactante en el cambio climático.

¿Y los desafíos de los paneles solares para barcos? 

Los navegantes frecuentes o aquellos que residen cerca del mar conocen bien la susceptibilidad de ciertos materiales frente al agua salada. La corrosión es un problema común que afecta especialmente a los equipos electrónicos en entornos marítimos.

Afortunadamente, los paneles solares exhiben una notable resistencia a la corrosión. Sus módulos están herméticamente sellados dentro de la estructura del panel, lo que los resguarda del contacto directo con el agua salada. Solo en casos de impacto o daño podría presentarse algún riesgo de corrosión.

Un desafío adicional radica en la acumulación natural de sal sobre las superficies de la embarcación, incluyendo los paneles solares.

Esta acumulación puede opacar los paneles y disminuir su eficiencia. Sin embargo, este inconveniente se resuelve fácilmente mediante lavados ocasionales con agua dulce, una tarea que incluso la lluvia puede ayudar a realizar.

Mantenimiento de las placas solares para embarcaciones

Al igual que ocurre con las instalaciones terrestres, el mantenimiento de los paneles solares en embarcaciones es simple. La clave reside en prestar atención a su limpieza, ya que el entorno marítimo puede requerir lavados más frecuentes.

La salinidad del agua marina puede depositarse en los paneles, afectando su eficiencia. Además, las deposiciones de aves marinas pueden obstruir las placas y aumentar el riesgo de corrosión debido a la presencia de urea.

Estos inconvenientes se resuelven fácilmente con una limpieza regular, evitando la acumulación de estos elementos.

Por otro lado, si la embarcación va a estar atracada durante un tiempo prolongado o fuera del agua, como durante el invierno, es recomendable retirar los paneles solares y resguardarlos. De esta manera, se previene cualquier daño potencial por falta de mantenimiento durante períodos extendidos.

¿Quieres un seguro de mantenimiento de tu embarcación? Contacta con nuestros expertos para mantener tu barco en el mejor estado.